Enamórate de GRANADA, descubre la magia que me contagió

Casi 10 años después de llegar a esta ciudad, no paro de sorprenderme y vivir grandes experiencias. Granada no te deja sumirte en la rutina. Su encanto, personalidad, dinamismo y entorno te obligan a querer vivir cada día una aventura.

Como muchos otros, llegué a esta ciudad casi por casualidad, empujado por las ganas de estudiar una carrera universitaria que no se impartía en mi ciudad y me hizo poner Granada en mi mapa personal. Desde entonces, sigo pensando que fue la decisión más acertada de todas las que he tomado en mi vida hasta hoy. Por tanto, tengo que agradecer mucho a todos los que me ayudaron a que así fuese.  Esta ciudad me enamoró desde el primer día en el que puse un pie en ella. Jamás había imaginado tantas posibilidades juntas al alcance de la mano. Cruzar la línea de mi zona de confort era muy emocionante y sentía la seguridad de hacerlo en el lugar y la dirección adecuados.

Por suerte, estudiar Ciencias del Deporte me ayudó a descubrir Granada y su entorno como más me gusta. Gracias a ello he vivido experiencias que en pocos lugares del mundo se pueden hacer. Por ejemplo: esquiar por la mañana en manga corta y bajar a disfrutar de la playa por la tarde. También encontré una manera diferente de hacer amigos y conocer a muchas personas en espectaculares rutas en bicicleta, paseos por la Alhambra, escalando en lugares a reventar de naturaleza, disfrutando de competiciones deportivas y viajando a todos los pueblos de alrededor descubriendo todos sus secretos.

Además de lo aprendido en clase, Granada me ofreció la posibilidad de formarme y vivir experiencias extraordinarias de las que aprendí muchísimo. Tuve la suerte de vivir desde dentro grandes eventos deportivos como la Universiada de 2015 (‘’Juegos Olímpicos Universitarios de Invierno’’), Campeonatos de España de Atletismo (20km Marcha, Media Maratón…), Campeonatos Nacionales e Internacionales de Esquí y Carreras sobre Terreno Nevado (Snowrunning Sierra Nevada). Todo ello me ayudó a especializarme y vivir los Juegos del Mediterráneo en Tarragona como broche final de mi formación universitaria. Además, durante estos años me formé al máximo en dos disciplinas deportivas. Una la había practicado toda la vida: el fútbol. La otra la descubrí al llegar aquí: el esquí.

Desde que terminé mi etapa en la Universidad tenía claro que quería continuar aquí y hacer de esta ciudad mi hogar. Aquí he encontrado la posibilidad de dedicarme a lo que más me gusta y tener la sensación de que llevo cuatro años ganándome la vida sin tener que trabajar. Hoy, mis dos pasiones, el fútbol y el esquí, son mi trabajo. Con el proyecto de GranáViva pretendo acercar Granada a todas las personas posibles y ayudarles a descubrir este tesoro que tenemos en Andalucía y las posibilidades que puede ofrecer a cualquiera.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Escríbenos!
¿Necesitas ayuda?